Personaliza tus muebles de manera sencilla y económica. El vinilo auto adhesivo es un material económico con el que podemos tunear y renovar fácilmente muebles en un tiempo récord.

Es muy importante que la superficie de los muebles sea plana y sin molduras. Si te cansa ya ver el mismo color a las puertas de tu cocina o de las de tus armarios, el vinilo autoadhesivo es una forma rápida y bastante económica de darles un giro de 180 grados.

No se necesita forrar todo el mueble, simplemente añadiendo un detalle o forrando parte de él se pueden conseguir muy buenos resultados.

Las ventajas de usar vinilo para personalización de muebles, es que cuando te canses de ellas se despega y punto.

Ideas para decorar los muebles con vinilo

Usar la geometría creativa, tal vez no quieres forrar totalmente el mueble pero si darle un aire distinto o proporcionarle vidilla. Puedes ralizar una decoración geométrica con vinilo adhesivo de color negro. Es una combinación que no falla y que destaca por su elegancia.

Alternar varios colores de vinilo adhesivo es genial si lo que buscas es darle luz a un mueble oscuro, al mismo tiempo que le aportas un toque moderno y actual.

Vinilo efecto cromo para decorar. Si quieres que forma parte de la decoración de tus muebles, tan solot eiens que usar un vinilo con esta tonalidad metalizada, vinilo efecto plata o vinilo efecto espejo.

Muebles decorados con vinilo efecto acero inoxidable resulta ideal para renovar los muebles en ambientes modernos y de diseño. Podrás optar por alternar franjas de vinilo efecto acero inoxidable, o colocar una fina línea.

Decoración práctica con vinilo pizarra, solo te ayudará a cambiar el aspecto de tus muebles, sino que además hará que sean funcionlaes.

El vinilo pizarra te permitirá escribir y dibujar sobre él. Te encantará su colocación fácil y rápida, así como la facilidad con la que se limpia.

Como preparar la superficie para colocar un vinilo

Debes de asegurarte de dos cosas: que la superficie está bien limpia y que el vinilo es de buena calidad.

Para asegurar lo primero, investiga de qué material está hecho el mueble que quieres forrar. Si es de madera, lo mejor es lijar la superficie para conseguir un buen acabado.

Estos vinilos están pensados para tener una gran adherencia sobre cualquier superficie.

Si tu mueble es de otro material, limpia la superficie para eliminar polvo y grasa, los dos grandes enemigos de los materiales autoadhesivos.

Tipos de colocación de vinilo en muebles

Existen dos formas de colocar vinilo, en seco y en húmedo.

Te recomendamos siempre el húmedo. Aunque es más engorroso, evitarás las temidas burbujas y puedes despegarlo de la superficie las veces que quieras si te equivocas.

Ten en cuenta que cierta cantidad de burbujas es normal cuando colocas el vinilo en húmedo, que normalmente se absorben cuando el interior del mismo se seca, pasadas unas horas.

Si aún así siguen quedando burbujas, utiliza el secador y una aguja para ablandar la superficie y pinchar el aire existente. Después, alisa la superficie de nuevo con la espátula.