La cartelería en el punto de venta es muy común. Se ha convertido en un punto publicitario tradicional, que ha demostrado su eficacia en todo tipo de campañas.

La cartelera en el punto de venta no se distingue por su formato, sino por su ubicación. Estos carteles se ubican en el mismo punto de venta, es decir, en el que el consumidor toma su decisión final, precisamente por eso son tan eficaces.

La carteleria en el punto de venta es un refuerzo de marca

Es algo muy común en supermercados como en grandes superficies comerciales, también con un gran potencial como espacio destinado a la promoción del producto.

Porque usar carteles en el punto de venta

Una de las claves del marketing es estar donde se encuentran los consumidores potenciales, la publicidad en punto de venta nos hace ganar presencia en el espacio exacto en el que se toma la decisión de venta, por eso es tan eficaz.

Aproximadamente el 60% de las decisiones de compras se toman en el mismo punto de venta, luego este tipo de cartelería supone un refuerzo para fomentar decisiones a nuestro favor.

Debido a que los espacios comerciales no son lugares que se utilicen tradicionalmente como sitios publicitarios, por eso este tipo de mensaje llega de forma muy directa al consumidor.

Este tipo de cartel nos permite ser muy creativos, ya que el espacio comercial suele ser amplio, y por lo tanto no debemos ceñirnos a unas medidas concretas.

Es perfecto para publicitar ofertas y promociones. Al provocar un gran número de impacto, este tipo de campañas llegan muy bien al público por medio de la cartelería.