Una buena forma de dar visibilidad a tu negocio y promocionar tus productos o servicios es rotulando los vehículos de empresa con tu imagen corporativa.

El vehículo rotulado se convierte de forma automática en un anuncio publicitario en movimiento que puede ser visto por miles de ojos en un mismo día. Es por ello que debemos transmitir una buena imagen con la rotulación de nuestro vehículo de empresa: tanto si es un turismo, como una furgoneta, como un camión… Cualquier vehículo corporativo debe estar cuidadosamente rotulado puesto que es un reclamo de nuestra empresa.

Además estas rotulaciones son resistentes a la humedad, a los lavados de alta presión, como a los cambios de temperatura.

Aficheros no renunciéis a llevar vuestro vehículo de empresa personalizado con los logos y colores corporativos ya que es una forma de autopromocionarse.